Ya sea que estés mudándote a vivir solo por primera vez, o que estés próxima a casarte y formar un hogar, seguramente necesitarás hacer un listado de las cosas más importantes que debes comprar para tener todos los accesorios de cocina completos.

Aquí te compartimos el listado de los “must haves” para tu primer cocina:

 

Prepware: utilería para la etapa de preparación de alimentos

– Cuchillos: la selección de cuchillos básicamente debe ser 1. El cuchillo del chef de hoja gruesa, de 6 a 10 pulgadas de largo, para múltiples cortes de carnes y vegetales. 2. El cuchillo patatero de 3 a 4 pulgadas de largo para pelar y cortar fruta, y  3. El cuchillo de sierra:  para cortar pan y tomate.

– Tablas de picar: una buena elección de tabla protegerá las hojas de tus cuchillos, así como evitará que se propaguen las bacterias al momento de cocinar y será fácil de limpiar. La selección puede variar desde plástico, madera, vidrio y Corian. Las tablas de polipropileno no poseen poros, no absorben olores, son duraderas y no requieren tanto cuidado. Trata de buscar una que pueda usarse de ambos lados, con laterales de goma antideslizante y con canales para evitar goteo de líquidos para su mayor seguridad y limpieza al momento de utilizarla.

– Pelador de vegetales y frutas: un buen pelador debe tener una hoja suficientemente ancha y duradera, las de acero inoxidable son más versátiles que las de cerámica. Un mango antideslizante es necesario para tener más control sobre el ritmo al pelar.

– Abrelatas manual: busca uno que tenga un mango largo antideslizante para mayor comodidad. Un buen abrelatas debe engancharse fácilmente a la lata para abrirla cómodamente y sin aplicar tanta fuerza de tu parte, así comino también debe ser seguro y no mostrar filo alguno.

– Salad Spinner o escurridor de lechuga: esta secadora de lechugas te evitará secar hoja por hoja manualmente y gastar tiempo en este proceso de limpieza. Busca una que sea redonda de los lados para que el agua fluya hacia el fondo del recipiente, así también que funcione mediante  centrífuga automatizada a presión.

– Rallador: busca uno que tenga diferentes superficies para rallar (fina, media y gruesa), e idealmente una superficie para rodajar. Los de acero inoxidable son fáciles de limpiar, mantener y pueden lavarse en lavadora de platos. Los tipo caja o cuadrados son los más recomendados porque retienen todo lo que rallas dentro de su interior.

– Licuadora manual o de inmersión: excelente adquisición, licúa desde sopas, smoothies, pica vegetales, bate, etc. Te permiten trabajar dentro de la olla o sartén, vaso o plato, sin necesidad de tener una base fija. Es fácil de limpiar y no ocupa espacio.

 

Cookware: utilería para la etapa de cocina y cocción

– Ollas y sartenes: idealmente una batería de cocina consta de 2 ollas para salsas, 1 olla profunda para caldos, 3 sartenes de diferentes tamaños y 1 sartén grande tipo skillet. La más recomendadas son aquellas de acero inoxidable por su ligero peso, fácil limpieza, durabilidad y facilidad para transmitir el calor.  Así como las que tienen acabado antiadherente, de teflón, lo suficientemente pesada para que al colocar cada pieza en la estufa, ésta pueda usarse establemente. Revisa que tengan materiales a prueba de hornos y con mangos que no transmitan el calor mientras cocinas.

– Vaporera: esta adquisición es ideal para cocinar los vegetales de la manera más natural, busca una que se adapte a varios tamaños y tipos de ollas, así como también, que pueda usarse dentro del horno microondas.

-Horno tostador: la opción ideal par no prender el horno convencional, y una solución para recalentar alimentos que no pueden meterse al microondas (como la pizza porque se aguada). A estos hornos pueden también ajustársele la temperatura, tipo de horneado, tiempo, etc. Como también son una opción que ahorra espacio, tiempo y energía en comparación con el horno convencional.

 

Bakeware: utilería para la etapa de horneado

– Cucharas y tazas medidoras: de preferencia la taza medidora debe seleccionarse de vidrio templado para poder soportar drásticos cambios de temperatura en líquidos a medir, así como también para usarla dentro del horno microondas y lavadora de platos. Revisa que ambas, cucharas como taza, tengan las medidas o métrica que en tu país suele usarse.

– Tazones o bowls para mezclar: elige unos tazones de bordes altos para mantener la mezcla dentro del mismo. Elígelos de materiales como cerámica, plástico o acero inoxidable.

– Latas, moldes o bases para galletas y pasteles: éstas son tan versátiles como para hornear galletas, vegetales, pasteles, brownies o carnes. Elige las de aluminio por ser excelentes transmisoras de calor, y de un color suave, ya que las más oscuras tienden a cocinar y calentar más rápida y directamente.

– Platos o caserolas para hornear: elige las de vidrio templado, con mangos laterales para retirarlas fácilmente del horno. Ideales para hornear pasteles, carnes, vegetales, lasagnas y brownies.

 

Accesorios de cocina:

– Pinzas: busca unas largas, las más recomendadas son de 12 pulgadas con mecanismo de seguridad para que no se cierren o abran repentinamente mientras las uses, o bien que se cierren mientras las guardas. Las de metal son las más recomendadas por su versatilidad y resistencia.

– Espátula: ideales para mezclar ingredientes y para levantar alimentos que quedan pegados en las paredes del bowl o recipiente. Busca las que sean resistentes al calor para que no se derritan o lleguen a quemarte.

– Colador: para eliminar el exceso de agua en la pasta y vegetales. Busca uno que tenga agarraderas o mango para fácil manipulación.  Idealmente de acero inoxidable para mayor durabilidad.

– Salero y pimentero: busca uno que sea sencillo de limpiar y que tenga varios niveles de ajuste para el tipo de molido que quieras conseguir.

– Termómetro: no todos los hornos funcionan de la misma manera, por lo mismo, unos calientan más que otros, para esto, el termómetro te evitará estar revisando los alimentos por el color que van adquiriendo mientras se hornean, como por el olor que van despidiendo. Elige uno de lectura inmediata por medio de aguja, y de fácil inserción a las carnes para saber su temperatura interior.

– Guante: éste accesorio protege tus manos de la exposición al calor, tanto de la estufa como del horno. Los hay de silicona resistente a altas temperaturas, como los de tela enguatada.

– Herméticos para almacenamiento: especialmente si posees una cocina pequeña, los recipientes herméticos son indispensables para almacenar desde comida hasta granos o cualquier tipo de objetos, y así organizar de mejor forma tu cocina.

Vía: Epicurious