Té frío, limonadas, punches, y otras bebidas no alcohólicas pueden ser tan diferentes y divertidas durante una fiesta. Pruébalas en celebraciones al aire libre, BBQ o fiestas infantiles.

Muchos piensan que una fiesta no es realmente buena sin un buen trago para disfrutar. Para muchos, una bebida alcohólica puede ser la opción obvia, pero todos aquellos que buscan una opción sin alcohol por lo general no saben qué ofrecer o tomar porque creen que es una pérdida, y no estamos hablando sólo de las mujeres embarazadas, niños y adolescentes, o abstemios. Ofrecer en una fiesta agua, soda y jugo se cree que es “relegar a los adultos a la mesa de los niños”. Los cócteles sin alcohol también son conocidos como “frocktails”.

Para prepararlos ten en cuenta los siguientes tips

 

Prepararlos en el momento:

Para las bebidas a base de frutas, como la sangría de fresa y kiwi, se aconseja prepararla el día del evento para que los colores vibrantes de las frutas y sabores se conserven lo mejor posible. Puedes anticiparte a cortar la fruta la noche anterior y mantenerla sumergida en Sprite, 7Up  o algún tipo de refresco de lima-limón para ayudar a conservar el color. El sabor de la fruta será un poco más dulce, pero a menudo eso está bien.

 

Sustitutos del alcohol:

Si deseas una versión virgen de un cóctel de alcohol, prueba con los siguientes sustitutos. Se puede empezar  1:1, pero se recomienda que pruebes y ajustes a tu gusto personal.
Cerveza: cerveza sin alcohol, jugo de uva blanca, ginger ale
Cognac: durazno, pera, albaricoque en néctar o jugo
Sake: vinagre de arroz
Tequila: jugo de cactus/nopal o néctar de agave
Vodka: el jugo de uva blanca mezclada con lima o limón

 

Ofrece cosas diferentes:

Proporciona por lo menos una bebida sin alcohol especial que todos puedan disfrutar, o servir una bebida divertida. Otra estrategia es la creación de la barra en el bar para que una bebida se pueda hacer con o sin alcohol, por ejemplo, el Mojito y Nojito. Cuando se trata de sodas, ofrece una selección de las marcas y sabores únicos, como San Pellegrino. Así como añadir especialidades locales. Otra opción a considerar es servir la cerveza sin alcohol.

 

Viste las bebidas de accesorios:

Las bebidas no alcohólicas necesitan tantos accesorios para prepararlas como las alcohólicas. Prueba usar como accesorio las ramitas de menta, trozos de cáscara, rodajas de lima-limón, caña de azúcar o cualquier ingrediente dentro de la misma bebida, por ejemplo, fruta en pinchos que se convierten en agitadores o mezcladores dentro del vaso.

Vía: Epicurious