Home Entradas y aperitivos Tomates deshidratados al horno

Tomates deshidratados al horno

Los tomates confitados son un bocado exquisito. Con pan tostado, con quesos, como guarnición con carnes de caza o de ave, con patés, con foie, es ideal para la época de fiesta ya que te permite disponer de una entrada fácil de elaborar y muy económica. Seguro que existen mil maneras más de comer tomates confitados y todas deliciosas.

El objetivo es lograr una conserva de tomates sabrosa que pueda guardarse durante varios días al igual que con el escabeche.

Úsalas para acompañar todo tipo de carnes ya sean carnes rojas (vaca), blancas (pollo o pescado), fiambres (jamón crudo o cocido), como así­ también queda muy bien con pastas frescas o secas.

 

Ingredientes

  • 1, 2 kilogramos de tomates de cocina
  • 90 cm3 (un poco menos de medio vaso) de aceite de oliva
  • 2 hojas de laurel
  • 4 dientes de ajo
  • 1 cucharada de azúcar
  • Pimienta al gusto
  • Sal al gusto

 

Preparación

Primero que nada se corta la parte del tomate donde  nace el tallo. Luego se hace un corte pasando por esa zona para obtener dos mitades a lo largo y luego otro corte para que queden cuatro gajos. Con ayuda de un cuchillo deben quitarse la pulpa y las semillas, que se pueden utilizar para luego hacer, por ejemplo, una salsa de tomate.

Colocar la mitad del aceite de oliva en una placa para horno y disponer los gajos de tomate sobre ella. Rociar con laurel triturado, pimienta negra molida, azúcar y sal. El ajo puede cortarse en cubos diminutos y rociarse sobre todos los tomates o, si se prefiere que la preparación tenga un sabor  más suave, colocarse en grandes trozos que después puedan ser fácilmente retirados. Bañar todo con el restante del aceite de oliva.

Llevar a horno a temperatura mínima durante al menos una hora y media, y luego darles vuelta. Llevar a horno una hora más.

Cuánto tiempo conviene confitarlos depende de la potencia del horno y del punto en que se deseas que estén los tomates. Lo ideal es ir probando pero siempre con el horno al mínimo para que no se quemen. Si el horno es muy fuerte y el modo mínimo quema los tomates, pueden cocinarse con la puerta del horno ligeramente abierta, para que pierda calor.

Una vez cocidos dejar enfriar y guardar en un frasco previamente desinfectado. No será necesario adicionar aceite para la conserva ya que se utilizará el mismo en el que los tomates se cocinaron.

 

Tip

Si vas a usar tomate tipo “grape” o tomate tipo “cherry”, re recomendamos cortar los tomates únicamente en dos partes y no en cuatro.

 

Vía: www.directoalpaladar.com

Comments

  1. [...] 1 libra de tomates secos [...]