Los dulces no pueden faltar esta Navidad en las celebraciones, sobre todo cuando hay niños, y el turrón es uno de los más tradicionales.

De origen árabe, la versión española del turrón nace en la provincia de Alicante alrededor del siglo XV. Ya en la época de Carlos V era un dulce famoso.

Puedes hacer una variante de la receta tradicional, incluyendo frutos como las nueces y los higos, que, además de hacerla diferente, aportan numerosos nutrientes beneficiosos para la salud de los niños.

 

Ingredientes

160 gramos de azúcar

100 gramos de miel

100 gramos de almendras

100 gramos de nueces

1 clara de huevo batida a punto de nieve

2 planchas de oblea

Un molde de 10 x 15 x 1 cm

 

Preparación

Mezcla el azúcar con la miel en un recipiente y cocínalo a fuego alto. Remuévelo muy suavemente con una cuchara de madera sin que se queme.

Añade los trozos de los frutos secos pelados y tostados.

Bate una clara a punto de nieve y añade a ella la mezcla anterior hecha miel poco a poco en hilo y cuidadosamente para que no pierda su consistencia de turrón. Agrega también los higos muy bien picados.

Pon a enfriar la mezcla en un plato hasta que esté tibia y se pueda manejar.

Rellena una placa de aluminio con la mezcla y pon al fondo del todo una placa de oblea. Alisa la parte superior del recipiente que contiene la mezcla y coloca la otra placa.

Déjalo enfriar durante unas horas antes de desmoldarlo.

Si no te gustan los higos, los puedes reemplazar por cualquier otra fruta confitada blanda; siempre que este bien picada y sin variar la cantidad.

Debes pelar y tostar las nueces y las almendras.

 

http://www.guiainfantil.com/navidad/recetas/tu_alm_nu_higos.htm y http://es.wikipedia.org/wiki/Turr%C3%B3n