Por: Nancy Chang

Para Cocina y Gastronomía

Retrocedo en el tiempo a mi infancia, y recuerdo que todas mis refacciones escolares de algún modo estuvieron relacionadas con una galleta Oreo, eso es trascender en el tiempo, pasar de generación en generación. La galleta más famosa por su clásica manera de comerse, “separas, saboreas y sumerges”, cumple 100 años desde su creación.

Recientemente leía en un artículo de CNN  que “Según los datos de la compañía Kraft Foods, Oreo es una de las galletas favoritas de los consumidores en todo el mundo y actualmente su página de Facebook cuenta con más de 25 millones de seguidores alrededor del mundo”. Todos de algún modo hemos acompañado algún momento de nuestra vida con una Oreo, por esto he decidido compartirles esta receta para rendirle un tributo a la afamada galleta Oreo, una receta fácil y que estoy segura les va a fascinar.

 

Homemade Oreo Madness

 

Ingredientes

1 paquete grande de galletas Oreo

1 litro de helado de vainilla

1 bote de cajeta de vainilla

 

Preparación

En un recipiente vierte todas las galletas Oreo, tritúralas ya sea con un mortero, o pásalas por una licuadora o procesador de alimentos, de modo que se pulvericen. Reserva.

En un Pirex® que soporte bajas temperaturas, rocía un poco de spray Pam® o Crisco al fondo para evitar que tu postre se adhiera al recipiente. Luego vierte la mitad de la mezcla pulverizada de galletas Oreo y presiónalas al fondo del recipiente de modo que forme una base uniforme como las de pie.

Luego vierte la mitad de la cajeta uniformemente sobre la base de galletas Oreo, y sobre ésta, vierte el litro de helado de vainilla uniformemente de modo que se noten las capas. Luego vierte de nuevo más cajeta uniformemente sobre el helado de vainilla, y por último vierte la otra mitad restante de la mezcla pulverizada de galletas Oreo, vuelve a presionar la mezcla de modo que hayas formado una capa que cubra todo tu recipiente.

Lo que verás son las capas en el siguiente orden: Oreo, cajeta, vainilla, cajeta y Oreo.

Lleva el Pyrex® a la nevera y déjalo congelar por lo menos una noche anterior, recuerda cubrir el recipiente con un plástico de cocina para que tu postre no adquiera el olor de la nevera.

Luego puedes retirarlo de la nevera para servir a cada uno una porción de Homemade Oreo Madness que puedes acompañar con fresas y más cajeta.

 

Imagen vía: Oreo