Bruschetta de romero, tomate, ricotta y prosciutto

Bruschetta de romero, tomate, ricotta y prosciutto

0 1245

 

Por: Nancy Chang

Para Cocina y Gastronomía

 

Llevaba muchos días queriendo preparar esta receta que encontré en Bon Appetit, sin embargo, no encontraba esa ocasión especial que me provocara prepararla para compartirla, así que decidí que el día ideal sería para mi cumpleaños.

Las bruschettas son originaria de la cocina italiana, consiste en rebanadas de pan tostado, rebozadas con ajo y puestas a la parrilla para que se doren. Al servir, se las riega con aceite de oliva, sal y pimentón molido. Las variaciones de la bruschetta provienen de los añadidos y de las especias empleadas variando estos de acuerdo a la imaginación, la costumbre e ingredientes usados. Según la época del año, suelen ser los más típicos: el tomate, los vegetales y el queso. La bruschetta se sirve por regla general como un antipasto (aperitivo).

 

Ingredientes

  • aceite de oliva extra virgen
  • 2 dientes de ajo finamente picado
  • 2 cucharaditas de romero finamente picado
  • 6 tomates para cocina
  • 12 rebanadas de pan baguette
  • 12 cucharadas de queso ricotta
  • sal y pimienta al gusto
  • 6 rodajas finas de jamó prosciutto
  • 1 cucharadita de jugo de limón
  • 1 taza de hojas de arúgula

Preparación

  1. Precalienta el horno a 425 grados F. Vierte en un tazón 6 cucharadas de aceite de oliva e incorpóralas con el ajo, romero, sal y pimienta al gusto. Agrega el tomate cortado en pequeñas tiras o porciones (en cuartas partes) de modo que se mezclen con lo anterior. Deja la mezcla reposar y marinar por lo menos durante 5 minutos. Luego retira los tomates y colócalos en una bandeja aparte para hornear (que no permita que se peguen) con la piel hacia arriba. Reserva la mezcla de la marinada para los baguettes.
  2. Hornea los tomates hasta que la piel se dore y se vean suaves, por lo menos por 35 minutos. Luego déjalos enfriar en la misma bandeja antes de que los retires.
  3. Mientras tanto coloca las rebanadas de pan baguette en otra bandeja para hornear y baña cada una con la marinada que reservaste al inicio (incluyendo los pedazos de ajo y romero picados). Tuesta el pan hasta que se dore (10 – 12 minutos). Luego déjalos enfriar.
  4. Para armar cada brocheta, solo coloca en el siguiente orden: una cucharada de queso ricota sobre cada rebanada tostada de pan baguette, luego coloca el jamón prosciutto, el tomate horneado y por último las hojas de arúgula.
  5. En un tazón pequeño exprime un limón, 1 cucharada de aceite de oliva, sal y pimienta al gusto. Luego coloca unas gotas de esta mezcla sobre las hojas de arúgula en cada brocheta y listo!.
  6. Sirve en una fuente y disfruta.

 

Vía: Bon Appetit  y Wikipedia