El espárrago peruano se caracteriza por su alta calidad, y actualmente el país es el primer productor de esta hortaliza. En los últimos siete años las ventas al exterior en sus tres presentaciones: frescos, congelados y preparados crecieron a una tasa promedio anual de 23.2, 13.1 y 12.7 por ciento, respectivamente. Las condiciones de climas especiales y la ubicación geográfica que posee Perú le permiten contar con excelentes rendimientos, y desde el año 2003 es el primer exportador de espárragos frescos a nivel global.

 

Ingredientes:

2  1/2 de harina preparada
1 cucharadita de sal
200 gramos de mantequilla sin sal
6 cucharadas de agua helada
1 cucharadita de jugo de limón
1 cebolla
1 taza de queso parmesano rallado
4 huevos
1 taza de leche evaporada
1 taza de espárragos cocidos, en trozos
Sal y pimienta

Preparación:
Cierne la harina y la cucharadita de sal. Añade la mitad de la mantequilla y mezcla con un tenedor hasta obtener una masa granulada. Vierte el agua helada y el jugo de limón. Revuelve y, con la masa, forma una bola sin amasar. Deja reposar en el refrigerador mientras preparas el relleno. Derrite la mantequilla restante y cocina la cebolla a fuego bajo por cuatro minutos. Sazona. Retira la preparación del fuego y mezcla con el queso, los huevos ligeramente batidos, la leche y los espárragos. Estira la masa con ayuda de un rodillo y colócala en un molde circular para tartas (no es necesario engrasar). Vierta la mezcla sobre la masa y lleva al horno a 175 °C por 25 minutos.

Nota:
El quiche es una tarta que admite varias combinaciones de relleno. Pueden ser vegetales como tomate, brócoli, zuchinni, pero también tocino, queso y jamón, entre otros ingredientes.