El melocotón procede del continente asiático y le aporta a nuestro cuerpo una buena cantidad de carótenos, tiene un 86% de contenido en agua, fibra, casi no tiene calorías y es muy rico en hidratos de carbono, tanto así, que está considerado uno de los 20 alimentos esenciales para una vida sana.

Esta fruta combinada con un postre, te hará sentir menos culpable en la ingesta de calorías por una porción.

 

Ingredientes

400 gramos de masa quebrada

2 tazas de leche

1 cucharadita de extracto de vainilla

2 huevos batidos

2/3 taza de azúcar

2 cucharadas de harina (disuelta en un poco de leche o agua)

1 lata mediana de melocotones cortados en gajos

1 cucharada de azúcar en polvo

1 cucharada de canela

4 cucharadas de mermelada de melocotón

 

Masa quebrada 

1 1/2 taza de harina

1 cucharadita de ralladura de limón

Una pizca de sal

1 barra de margarina

1 huevo

Agua la necesaria

 

Preparación

Masa quebrada:

1. Sobre una superficie  enharinada vierte la harina, la ralladura de limón, la sal y la margarina. Trabaja hasta formar una boronilla.

2. Incorpora el huevo y un poco de agua. Trabaja con los dedos hasta formar una masa homogénea. Forma una bola, ponla en un tazón, tapa con un paño y deja reposar en refrigeración por 30 minutos.

3. Extiende la masa (1/2 cm de grosor) y ponla en un molde engrasado con margarina.

4. Con un tenedor pincha la superficie, cubre con papel aluminio, llena con legumbres secas e introduzce en horno  precalentado a 190 grados C (375 F) por 15 ó 20 minutos.

 

Tarta:

1. En una olla hierve la leche con la vainilla. Agrega los huevos batidos, azúcar y harina, y cocina sin dejar de remover hasta que la mezcla espese. Luego deja enfriar.

2. Cuando la masa esté cocida, desecha las legumbres y el papel aluminio y hornea 5 minutos más.

3. Retira del horno y vierte la mezcla de leche y huevo en la tarta. Distribuye los melocotones sobre la superficie y espolvoree con el azúcar en polvo y la canela.

4. Introduce nuevamente en el horno por 5 minutos con el gratinador encendido.

5. Diluye la mermelada en un poco de agua y calienta a fuego bajo por unos minutos.

6. Pon la mermelada encima de la tarta y deje enfriar antes de servir.