Las galletas de canela, clásicas de Alemania, son tradicionalmente horneadas durante la víspera de la fiesta de San Nicolás de Bari, el 6 de diciembre. Estas galletas sin gluten son una mezcla entre un macaroon y una espumilla, con un toque de especies de la temporada. Están hechas para ser conservadas por mucho tiempo, y se tornan más pegajosas mientras más se conservan.

 

Ingredientes

2 – 1/4 taza de azúcar glass o impalpable

15 onzas de almendras en rodajas (alrededor de 4  1/2 tazas)

1 – 1/4  cucharaditas de canela

3 huevos grandes a temperatura ambiente

2 cucharaditas de rallo de limón

 

Preparación

Pasa el azúcar por un colador o tamiz.  Pon 1/2 taza del azúcar que colaste, 10 onzas de almendras (3 tazas) y toda la canela en un procesador de alimentos. Procesa todo hasta que las almendras se trituren casi por completo y simule una pasta homogénea.

Bate las claras del huevo (sin yemas) en un tazón limpio con una batidora de mano a alta velocidad hasta conseguir el punto de nieve. Gradualmente agrega el azúcar impalpable restante hasta que la mezcla se torne pegajosa, cremosa y más firme (aproximadamente 2 minutos de batido). Reserva 2/3 de taza de este turrón para cubrir las galletas.

Luego incorpora el turrón que acabas de hacer con la mezcla que preparaste y reservaste en un inicio: (azúcar, almendra y canela) hasta lograr una pasta consistente y firme. Agrega el rallo de limón a la mezcla. Utiliza una espátula en movimiento envolvente para que no pierda el aire.

Precalienta el horno a 250 grados F. Prepara dos latas de hornear galletas con papel encerado para evitar que se peguen.

En una superficie aparte coloca papel encerado y azúcar impalpable sobre éste. Coloca encima toda la mezcla, esparcida de manera que quede uniforme, luego agrega de nuevo azúcar impalpable y coloca otra vez papel encerado. Trata de aplanar la mezcla entre ambos papeles encerados de modo que logre un grosor de 1/4 de pulgada. Voltea la masa que está entre los papeles encerados y trata de despegar gentilmente el papel encerado que queda en la superficie de arriba. Luego vuelve a poner el papel encima solo sobre puesto para luego volver a darle vuelta y tratar de despegar el otro lado de la cara del papel encerado de modo que la masa quede completamente despegada del papel encerado.

Luego, corta las galletas con un molde de estrella, retíralas cuidadosamente con la espátula y colócalas a 2 pulgadas de distancia entre una y otra sobre la lata de horneado. Coloca el turrón que reservaste para decorar las galletas sobre ellas con una espátula. Hazlo cuidadosamente de modo que no se derrame por los lados de la galleta. Por último agrega las almendras sobre las galletas para decorarlas.

Hornea las galletas hasta que se tornen doradas o bronceadas y asemejen estar crujientes. Alrededor de 30 minutos. Apaga el horno y ábrelo para liberar calor y deja que sequen las galletas por 10 minutos más.

 

Tip

La masa puede ser congelada entre los dos papeles encerados por alrededor de 2 semanas. Puedes almacenar las galletas en un recipiente hermético por 10 días.

Trata de mezclar el turrón con la mezcla de almendras con una espátula en movimiento envolvente para evitar que el aire, que logra hacer que se forme el punto de nieve, se escape.

 

Vía: Food Network