El turrón de almendras o maní es una hermosa receta para preparar en Navidad ya que puede ser una sorpresa y placer para chicos y grandes, puedes servirlo cortado, en tiritas, en una fuente de frutas secas o envuelto en celofán en pequeños paquetes de regalo.

El Turrón de Alicante es un turrón elaborado con almendras ligeramente tostada entera, y miel. Resulta ser típico de la provincia de Alicante. Existe un Consejo Regulador de Jijona y Turrón de Alicante encargado de la Denominación de Origen cumplan con todos y cada uno de los requisitos necesarios para pertenecer a la Indicación Geográfica Protegida. El turrón de Alicante se consume en cualquier época del año, pero su demanda crece en los meses de Navidad. La popularidad es tanta en toda España que en la mayoría de las casas se consume en las fechas navideñas.

En Jijona, España existe incluso una leyenda que nos narra, a modo de cuento, cómo se originó el turrón:

“Por aquellos tiempos, el Rey contrajo matrimonio con una princesa escandinava, por lo cual ésta tuvo que venir a estas tierras dejando atrás su frío país de origen. La princesa se sintió muy triste al no poder disfrutar de los bellos paisajes de su país llenos de nieves perpétuas. El rey, desesperado por ver a la nueva reina decaída, para evitar su tristeza, tuvo la idea de plantar por todos sus territorios, alrededor del castillo, miles de almendros. De este modo, cuando los almendros florecieron, sembraron el paisaje de tonalidades blancas, de tal modo que todo parecía nevado, y la princesa volvió a recuperar su felicidad. Los habitantes de Jijona, a partir de ese momento, aprendieron a recoger los frutos de los almendros y a tratarlos, elaborando así las primeras muestras de turrón y derivados. ”

Es usual que el turrón se sirva de forma deliciosa bañado en chocolate.

 

Turrón navideño de almendras o maní

 

Ingredientes

250 gramos de azúcar

200 c.c de agua

300 gramos de miel

400 gramos de maní o almendra tostada

3 claras de huevo batidas a punto de nieve

 

Preparación

Debes poner en un recipiente el azúcar, remojarla en agua y llevar al fuego hasta obtener un almíbar a punto de bola o “hilo fuerte”.

Aparte, hacer hervir la miel e incorporarla al almíbar.

Retirar del fuego y verter de a poco sobre las claras batidas a punto de nieve.

Llevar este merengue a baño de maría cuidando que el fondo del recipiente no toque el agua de la cacerola base.

Revolver continuamente con cuchara de madera, incorporar los maníes tostados y disponer la preparación en una superficie de metal, como una lata de galletas de 1/2 pulgada de fondo.

Prensar con una tablita forrada con papel de aluminio.

Dejar enfriar los turrones y conservarlos envueltos en papel celofán.

 

Vía: www.solosabores.com, www.turronesydulces.com y www.wikipedia.org

Imagen vía: hamlovers.co.uk