Si quieres que de tu cocina salgan maravillas, hay ciertas cosas que no deben faltar. Para ayudarte a verificar te dejamos la siguiente lista para que abastezcas tu alacena completamente:

  1. Aceites y grasas: Revisa si tienes aceite de oliva, vegetal (soya, maíz, canola, entre otros), de ajonjolí, manteca, mantequilla y margarina. Ahora bien, es importante que tomes en cuenta que cada grasa tiene su aplicación propia. Por ejemplo: el aceite de ajonjolí es para dar sabor y se agrega al final de la cocción; y el de oliva usalo para dar sabor a las ensaladas y vegetales ya cocinados, ya que es mejor no cocinar con él porque el calor mata todas las propiedades de este.
  • En lata o en botella: La salsa de tomate, pasta de tomate, arvejas (petit pois), atún, maíz, leche condensada, leche evaporada, entre muchos otros productos que prefieras para tus preparaciones, ya que estos son indispensables para agregarle el sabor que tanto deseas lograr. Sin embargo, tienes que tomar en cuenta que no debes comprar latas arrugadas, golpeadas u oxidadas. De igual forma, revisar la fecha de vencimiento y lavar el abridor de latas y la lata para evitar que se acumulen las bacterias.
  • Productos secos: Estos productos los debes mantener en recipientes sellados, para que duren más. En esta lista debes verificar que tengas alimentos como: las pastas (espagueti, canelones, coditos, tornillitos), arroz, lentejas, frijoles, maíz y garbanzos.
  • Tubérculos, bulbos y otros: Productos como las papas, yuca, camote, cebolla, remolacha y ajo, son indispensables en la cocina, pero debes tener cuidado cuando veas brotes, es muy probable que sea la hora de desecharlos, pues le pueden dar sabores alterados a tus platillos.
  • Condimentos y especias: Estos productos sirven para dar sabor, acentuar o alterar el gusto de un platillo, entre los básicos y prioritarios de encontrar en tu cocina se encuentran: el vinagre blanco, salsa de soya, salsa inglesa, salsa picante, sal, pimienta, comino, canela, paprika y curry.
  • Hierbas aromáticas: Algunas de las hierbas que se deben usar al final de la cocción para que no pierdan su sabor y, por ende, debes tenerlas en tu cocina son: hojas de laurel, orégano, tomillo, albahaca y cilantro.
  • Productos refrigerados: Alimentos como los huevos, la leche, ketchup, mayonesa, mostaza, queso, natilla o crema, frutas y verduras se deben colocar en el refrigerador. Puedes colocar las frutas y las verduras en las gavetas de abajo, sin bolsas y pon en el fondo de la gaveta papel toalla para que recoja la humedad, y las cosas te durarán mucho más. Es bueno que contabilices que los huevos duran como máximo 28 días en el refrigerador.
  • Congelador: En esta categoría van alimentos como vegetales empacados, helados, carnes rojas (carne de res molida, bistec, chuleta) o blancas (pollo, pescado); por lo que no puedes olvidar empacarlo todo en bolsas o recipientes antes de colocarlo en el congelador, para que el frío no reseque los productos.
Vía: Sabores