Por: Kitty Florido

Para Cocina y Gastronomía

 

La comida rápida, como ya sabemos, es una industria enorme. A muchas personas les gusta la comida rápida. Pero, esta no es saludable. Estas papas las horneamos en lugar de freírlas, lo cual hace que sean más sanas.

¡Estas papas son deliciosas! Son de mis platillos favoritos, pues no solo evitamos las frituras sino tienen un excelente sazón.

El romero es una hierba aromática de fuerte y agradable aroma. Combina a las mil maravillas con carnes, especialmente con la de cordero y le da un sabor especial a las papas cocidas y otros vegetales. Se puede usar tanto fresco como seco. Una ramita de romero fresco es ideal para aromatizar aceites y vinagretas. Puedes tener una maceta de romero en casa sin mayores inconvenientes, ya que la mata no requiere mayores cuidados, pero sí requiere bastante sol.

Como sugerencia, para lograr que estas papas salgan crujientes, antes de sazonarlas tienen que estar secas. Ayuda el cortarlas finamente en juliana.

Es muy importante agregar el aceite de oliva después de haber cocinado las papas y no antes. Esto porque los polifenoles (beneficiosos por su capacidad antioxidante) se destruyen con el calor. El aceite de oliva siempre debe de ser verde- esto significa que los polifenoles están allí. Al calentar el aceite de oliva, este se torna de un color amarillo, oxigenando las grasas y perdiendo su capacidad de antioxidante.

 

Papas Horneadas con Romero y Paprika

 

Dos Porciones

Ingredientes

  • 2 papas grandes
  • ½ cucharadas de aceite de coco
  • ¼ cucharadita de sal
  • 1 cucharada de romero, picado
  • ½ cucharada de paprika
  • ½ cucharada de aceite de oliva extra-vírgen

 

Instrucciones

  1. Lavar y secar las papas bien. Pelar y cortar las papas en juliana.
  2. Conforme se van cortando las papas, meterlas en un recipiente con agua fría por 30 minutos.
  3. Cambiar el agua fría y dejar otros 30 minutos. Luego, lavar las papas hasta que el agua salga clara.
  4. Precalentar el horno a 450° F (230° C). Sacar las papas y secarlas bien hasta que estén completamente secas. Si están todavía muy húmedas, se pueden cortar (a lo largo) por la mitad.
  5. Colocar sobre papel encerado. Cubrirlas con el aceite de coco, sal y romero.
  6. Hornear por 15 minutos.
  7. Sacarlas del horno, darles vuelta (para que se doren uniformemente) y hornear por 15 minutos más.
  8. Sacarlas del horno una vez más, darles vuelta y hornearlas por 10-15 minutos más.
  9. Para servirlas, agregarles el aceite de oliva y paprika.

Con datos de
directoalpaladar.com
health-foodie.com