¿Has pensado en sembrar tomates cherry y pepino en tu jardín?

Existe la posibilidad de que tengas en tu mesa pepino y tomate cherry cultivado en una huerta a escasos metros de la puerta de tu casa, esto es posible ya que estos dos vegetales se producen en enredaderas. Solamente se necesita que les des espacio para enredarse y van a crecer y dar los frutos que necesitas para agregar a tus comidas.

 

Para lograrlo solo debes tomar en cuenta los siguientes pasos

 

Alistar la tierra:

Selecciona muy bien el lugar en donde quieres sembrar.

Antes de sembrar debes de asegurarte de aflojar y eliminar los terrones que puedan obstruir el crecimiento, además es importante agregar material orgánico y abono de liberación lenta, sea la primera siembra o que estés resembrando.

Construye pequeñas montañas de aproximadamente 25 centímetros sobre el nivel del suelo, dejando un espacio entre una y otra para el drenaje.

 

Pepino:

El pepino es uno de los vegetales que más rápido crece, es por esta razón que no requiere de muchos cuidados a la hora de sembrar, simplemente se colocan dos semillas directamente en la tierra a poca profundidad.

Es importante hacer una estructura vertical en donde la planta pueda crecer y tenga cómo sostenerse, así ésta crecerá sin problemas al formar la enredadera, sin embargo también puede ser sembrada en una maceta siempre y cuando se le coloque una vara de bambú o madera para que ésta crezca.

Recuerda que cada semana se debe utilizar algún tipo de abono o producto órganico para la prevención de plagas. Después de que la mata dé sus frutos, tomará un color amarillento. Esto significa que se debe retirar y plantar otra.

 

Tomate cherry:

Plantar este tipo de vegetal requiere de un proceso muy similar al pepino (puede sembrarse en la misma tierra), sin embargo requiere de más cuidados en la prevención contra enfermedades (la mosca blanca).

 

Estos son algunos de los cuidados que requiere este tipo de tomate:

  • Debe de tener agua diariamente.
  • Recibir al menos seis horas diarias de sol.
  • Una buena fertilización y materia órganica en el suelo.
  • Soporte alto para que pueda sostenerse.

 

Con estos consejos sencillos puedes agregarle el delicioso sabor de estos dos alimentos a tus comidas y disfrutar con nuevos sabores en tus platillos.