Por Kitty Florido

Para Cocina y Gastronomía

 

Risotto es uno de mis platillos favoritos para preparar. Creo que es porque puedo seguir involucrada durante la cocción, a diferencia del arroz normal… que hay que dejarlo en la olla, sin moverlo, tapado… no sé, hay algo que me gusta de estar moviendo el Risotto que me permite disfrutar más la preparación. Ésta es una receta sencilla, y a pesar que el listado de ingredientes pareciera largo, vale la pena.

Esta receta lleva chalotes (o chalotas, ascalonia, escaluña, escalonia). El chalote es una pequeña cebolla pero con “dientes” como los ajos. Por fuera parece una cebolla roja pequeña, o un ajo grande y grueso (algo tiene de cada uno), por dentro resulta poco punzante y picante, y sumamente aromático. Hay tres tipos de chalotes: pequeña o común (bulbo tamaño medio, verdoso- violeta, cubierta de color rojizo), grueso de Alencón (mayor tamaño, menos fina) y tipo Jersey (bulbos redondos, color rojo de la cubierta, precoz). El chalote le da un sabor especial a la receta, pero si no consigues, puedes omitirlo de la receta.


Risotto con Albahaca

Rinde para 4 personas

 

Ingredientes

  • 6½ tazas de caldo de pollo
  • ½ onza de hojas de albahaca (normalmente las venden en paquetes de 2 onzas)
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 taza de queso parmesano rallado
  • 3 cucharadas de mantequilla
  • 3 chalotes (aproximadamente 2½ onzas), peladas y picadas
  • 1½ tazas de arroz tipo arborio
  • ¾ taza de vino blanco seco


Preparación:

  1. En una olla a fuego alto, lleva a hervor las 6½ tazas de caldo de pollo.
  2. Mientras tanto, en un procesador de alimentos coloca la albahaca, ajo y 1 cucharada de aceite de oliva, y mezcla hasta que estén finamente picados. Agrega el queso parmesano y vuelve a dar un par de pulsaciones hasta que se incorporen.
  3. Agrega las 2 cucharadas que quedan de aceite de oliva y la mantequilla a una olla grande (a fuego mediano). Cuando estén calientes (verás burbujas pequeñas), agrega los chalotes y revuelve hasta que se suavicen. Esto toma de 1 a 2 minutos.
  4. Agrega el arroz y revuelve hasta que se opaquen un poco, aproximadamente 2 minutos más.
  5. Agrega el vino y revuelve hasta que se absorba. Luego, vas agregando taza por taza del caldo de pollo caliente, siempre revolviendo. Este paso es el más largo y te tomará de 25 a 30 minutos. Esto para activar el almidón del arroz.
  6. Agrega la mezcla de albahaca y mezcla por dos minutos más. Debes de terminar con un arroz cremoso.
  7. Sirve inmediatamente.