Por: Helga Glaesel-Blanding

Para Cocina y Gastronomía

 

Hace poco publiqué una nota sobre las 5 Salsas Madres, entre ellas está la Salsa Holandesa. Para mantenerlos informados de la forma convencional de preparar la Salsa Holandesa, les detallé la receta y el método para hacerla. La salsa es deliciosa, pero sí lleva su trabajo. ¡Es un buen ejercicio para el brazo! Además, si no tienes cuidado de mantener cierto ritmo a la hora de batir, y mantener cierta temperatura, se puede arruinar la salsa. La buena noticia es que hay una forma fácil de hacerla, y por lo visto, hoy en día todo mundo usa este método para prepararla: con la licuadora.

Al igual que con el método convencional, es importante tomar en cuenta ciertos detalles. La mantequilla debe estar bien caliente, y la licuadora no puede dejar de funcionar. Necesitamos que la mantequilla y las yemas de huevo se emulsionen correctamente para formar la salsa.

 

Huevos Benedictinos

 

Ingredientes

  • 3 panes de muffin enteros (English Muffins)
  • 3 rodajas de jamón Virginia
  • 3 huevos enteros
  • 3 yemas de huevo
  • 2 barras de mantequilla
  • jugo de 1 limón
  • pimienta roja, sal al gusto

 

Preparación

Primero, lleva una olla de agua a hervir. Mientras el agua hierve, abre los panes para muffin y colócalos en una bandeja para hornear junto con el mismo numero de rodajas de jamón. Échales mantequilla a las rodajas de muffin y colócalos debajo del broiler por unos minutos hasta que el pan esté dorado.

El siguiente paso es preparar los huevos escalfados. Con una cuchara, empieza a hacer círculos en el agua hirviendo para crear un remolino, una vez esté girando con algo de fuerza, rompe el cascarón y deja caer un huevo. La razón de crear este remolino es para que el huevo se envuelva dentro de sí mismo al irse cociendo en el agua caliente. Esto tarda 2 ½ a 3 minutos.

En un sartén pequeño, derrite las dos barras de mantequilla. Ten cuidado, y no dejes que se queme. Coloca las 3 yemas en la licuadora, y mézclalas a velocidad baja solo para que se combinen. Seguidamente incorpora la mantequilla derretida y caliente en un hilo delgado por medio de la abertura en la tapadera de la licuadora, mientras ésta continúa funcionando. Debes cuidar que la mantequilla caiga en un hilo constante y delgado, y que la licuadora no deje de funcionar. Cuando hayas vertido toda la mantequilla, empieza a agregar el jugo de limón. Si vas a agregar pimienta roja, hazlo en este momento.

Coloca los muffins tostados en un plato. Ponles encima una rodaja de jamón, y sobre éste un huevo escalfado. Corónalo con un par de buenas cucharadas de la Salsa Holandesa y agrega tallo cebollín picado para adornar, si quieres.

Nota: Asegúrate de que tus comensales estén listos para comer cuando sirvas esta receta, para que la salsa esté bien caliente.