La brocheta Satay es reconocida por sus orígenes asiáticos, partiendo desde Malasia, China, Indonesia, Tailandia, Sumantra, etc… Satay significa “apilar tres veces” lo que alude a un pincho de bambú con tres pedazos de carne o pollo que se acostumbra encontrar en las ventas de comida callejera asiática. La mayoría de los países anteriormente mencionados usan la cúrcuma como una marinada para la brocheta.

Ingredientes

  • pinchos de bambú
  • pechuga de pollo en cubos
  • cúrcuma para condimentar la carne
  • 4 cucharadas de mantequilla de maní
  • 2 dientes de ajo
  • un pedacito de ají picante tipo guindilla
  • 3 cucharadas de taza de azúcar
  • 3 cucharadas de miel de abeja
  • el jugo de dos limones
  • 3/4 taza de leche de coco
  • 2 cucharadas de salsa soya suave
  • una pizca de canela en polvo

Preparación

Remoja los pinchos de bambú previamente para evitar que estos se quemen cuando los cocines.

Condimenta los cubos de pollo con la cúrcuma, y sal pimienta al gusto.

En un pincho de bambú apila tres cubos de pollo y llévalos a la plancha hasta que terminen de cocinarse.

Para la salsa de maní: en un bowl pon la leche de coco y mantequilla de maní y licúalo hasta que esté ligeramente blando e incorporado. Tritura el ajo en un mortero y agrégalo junto con el ají picante. Añade el azúcar, la miel y la salsa soya. Licúa nuevamente. Agrega el jugo de los dos limones. Para terminar ponle la pizca de canela, prueba el sabor y si es necesario agrégale sal al gusto.

Luego calienta la salsa si la vas a servir con una brochetas Satay, o déjala a temperatura ambiente si la vas a servir con unos spring rolls o rollos vietnamitas, o bien con una ensalada.

Comments

  1. excelente receta, la intentaré. Amo esos sabores exoticos y el mani, con limón y miel… hhmmm se oye espectacular!