El pesto es un condimento o salsa típica y originaria de la Liguria, Italia. Su ingrediente principal es la albahaca o mejor, albahaca genovesa. Además de la albahaca, se muelen piñones y ajo, todo ello aderezado con queso parmesano y/o queso de oveja (pecorino) y de aceite de oliva. La palabra “Pesto” viene del genovés “pestare”, que significa machacar o moler en un mortero, que es la forma en que tradicionalmente se prepara esta salsa.

 

Ingredientes:

Según la tradición, los ingredientes del pesto genovés son siete:

1. Hojas tiernas de albahaca (las más pequeñas). El mejor pesto tradicionalmente se hace con albahaca más rústica (morada) por la intensidad de su sabor.

2. Aceite de oliva extra virgen. De sabor que no es picante, y que no molesta en la garganta.

3. Piñones (semillas comestibles de algunas especies de pino). En sustituto puede usarse la semilla de girasol o bien la almendra.

4. Queso seco, del tipo Parmesano (Parmigiano-Reggiano) o Grana Padano (envejecido al menos por treinta meses).

5. Queso pecorino (queso de leche de oveja).

6. Ajo que sea suave.

7. Sal marina gruesa.

 

Preparación:

En un procesador de alimentos combina la albahaca, ajo y nueces de modo que logres combinarlos homogéneamente.

Luego agrega el aceite y la sal que gustes y sea necesaria, continúa procesando todo hasta lograr la consistencia deseada.

Por último agrega el queso previamente rallado para que no pierda su textura y sólo mezcla a mano todos los ingredientes.

El pesto combina con una pasta larga tipo linguini o spaghetti y se sirve en el instante sobre la pasta caliente para lograr que su consistencia sea suave y cremosa. También puedes servir el pesto sobre papas al vapor o sobre un baguette tostado.

Si deseas congelar tu salsa pesto, asegúrate de no haber mezclado el queso, ya que el queso no se congela adecuadamente, reserva el pesto en bolsas Ziploc® y llévalas al congelador o nevera, puede durar hasta 3 meses. Cuando desees usarla de nuevo, la descongelas en intemperie a temperatura ambiente, y la puedes poner a fuego bajo para incorporarla de nuevo y agregas finalmente el queso antes de servirla.