¿Quién dice que la cocina vegetariana es aburrida? En realidad, tiene su base en una amplia variedad de alimentos que sacian, son deliciosos y sanos.

La preocupación por una alimentación sana y equilibrada, así como la preocupación por mantener un cuerpo saludable, hace que muchas personas vuelvan sus ojos hacia la comida vegetariana.

Aunque no recomienda expresamente una dieta vegetariana, la Organización Mundial de la Salud considera que es mucho más sano reducir el consumo de grasas y aumentar el consumo de frutas, verduras, cereales y legumbres.

Los productos vegetales proporcionan hidratos de carbono complejos y fibras esenciales en una dieta sana. Los antioxidantes de fruta y verdura son fundamentales para proteger nuestro organismo. Además, en los vegetales encontramos en forma abundante vitamina A en forma de beta caroteno, vitamina C y E que son agentes protectores extraordinarios.

Además, la facilidad de preparación te permite ahorro de tiempo y dinero. Así que podemos echar mano de las frutas y vegetales para crear platillos saludables y a la vez sabrosos, que no son sinónimo de la ensalada o puré. Texturas y sabores diferentes se combinan para crear menús alternativos, siempre y cuando estemos dispuestos a experimentar.

La idea es llegar a comensales más exigentes y eliminar la idea de que la comida verde es insípida, vacía y aburrida.

Aunado a la conciencia de que es necesario aumentar el consumo de frutas de verduras, desde hace tres o cuatro años la cocina vegetariana experimenta toda una revolución que se acompaña del auge de los restaurantes vegetarianos.  En algunos casos, las verduras se trituran y convierten en finas pastas que aderezan cualquier plato o se parten en trozos de diferentes tamaños, ya sea una entrada, un primer plato o un postre.

 

 

 

http://gastronomia.laverdad.es/sibarita/2003-09-23/960-cocina-vegetariana.html y http://cocina.facilisimo.com/reportajes/dieta-sana/vegetarianos/salud-y-vegetarianos_184842.html#