Hacer galletas navideñas es una tradición familiar, y más aún las galletas de mantequilla que cuelgan del árbol de Navidad. Esta receta te servirá para preparar galletas que se mantendrán firmes y frescas, además que, puedes colocarlas como decoración para el momento que llegue Santa a tu casa.

 

Ingredientes

• 175 g de mantequilla

• 1 taza de azúcar

• 1/2 taza de sirope de maíz

• 3/4 cucharada de jengibre

• 3/4 cucharada de canela

• 1/2 cucharada de clavos molidos

• 3/4 taza de crema para batir refrigerada

• 1/2 cucharada de polvo para hornear

• 4 y 1/2 tazas de harina de trigo

 

Para el glaseado:

• 2 claras de huevo

• 4 tazas de azúcar glass

• agua

• colorante

• vainilla

 

Preparación 

En la batidora, mezcla la mantequilla y el azúcar. Añade el sirope de maíz y las especias. Agrega la crema y continúa batiendo. Mezcla el polvo para hornear y la harina, e incorpora poco a poco a la mezcla. Pon un poco de harina sobre el mesón de la cocina, saca la masa del recipiente y amasa hasta que esté suave. Colócala de nuevo en el recipiente de la batidora, cúbrelo con un pañito de cocina limpio o plástico film de cocina y déjalo en la nevera durante la noche.

 

Al día siguiente

Precalienta el horno a 300º F / 150º C. Extiende la masa directamente con el rodillo sobre la bandeja de hornear. Debe quedar lo más finita posible. Selecciona formas de distintos tamaños. Mételas 2 minutos en el congelador para que se pongan firmes, y luego retira el exceso. Con un palito de madera abre el huequito donde insertarás la cinta. Hazlo más grande de lo necesario, pues al cocinar se reduce a la mitad. Hornea las galletas durante 5 minutos o hasta que estén doradas. Deja enfriar, decora con el glaseado, inserta la cinta de colores y cuelga en el arbolito.

 

Preparación de glaseado

Mezcla a baja velocidad las claras de huevo, agrega poco a poco el azúcar pulverizado y continua batiendo durante 10 minutos, aumentando la velocidad hasta que la mezcla esté brillante y firme. Divide la mezcla en tantos colores como necesites para decorar tus galletas en base a tus diseños. Tiñe las porciones con los colorantes comestibles, agregando sólo una gotica para que los colores no te queden muy fuertes. Si fuera necesario, puedes añadir una cucharada de agua para diluir un poco el glaseado.

 

Vía: ComidaKraft.com