Conocida también como “alverja” y “chícharo”, como todas las leguminosas, además de ser una buena fuente de proteínas, minerales y fibras, la arveja es un ingrediente ideal para preparar simplemente cocidas, en sopa o bien salteadas en mantequilla, cebolla y laurel.

Tip: almacena las arvejas o petit pois en la nevera y las conservarás no solo frescas, sino que al tener contacto por choque térmico con el agua hirviendo tomarán casi la mitad de tiempo en cocinarse en comparación de cuando las conservas a temperatura ambiente, evitarás que retoñen y mantendrán el intenso color verde.

Haz la prueba.