Brunoise es una forma de cortar las verduras en pequeños dados (de 1 a 2 mm de lado) sobre una tabla de cortar. Puede elaborarse con una enorme variedad de vegetales o verduras como zanahoria, cebolla, ajo, nabo, pimiento, etc. El corte brunoise se utiliza tanto para preparaciones en las que el corte estará visible (como un aderezo o una ensalada) así como en salsas o rellenos, pero mantiene una apariencia fina.

Para que puedas picar cebolla correctamente con la técnica brunois, sigue los siguientes pasos:

1.  Prepara las cebollas lavadas previamente, una tabla de picar y un cuchillo apropiado para picar.

2.  Corta la parte superior de la cebolla, justo donde se encuentra el tallo de la misma.

3. Corta la cebolla por la mitad.

4. Remueve la cáscara de la cebolla para luego desecharla.


5. Coloca la mitad de la cebolla sobre la tabla e inicia a cortar guiándote por la venas de la misma.

6. El corte puede variar desde 1/4 de pulgada, pero entre más fino lo hagas (de entre 1 y 2 milímetros), lograrás hacer la técnica de brunoise.

7. Luego de hacer el corte sobre las venas de la cebolla, gírala nuevamente de modo que cortes transversalmente a las venas y tendrás la cebolla completamente cortada.

 

Vía: Start Cooking y Wikipedia