Por: Kitty Florido

Para: Cocina y Gastronomía

 

La forma más sencilla de llevar tus ingredientes a temperatura ambiente es simplemente dejarlos fuera del refrigerador – ¿Qué fácil verdad? Esto sería sencillo cuando sabes que vas a hornear y tienes un plan. Si tengo planeado hornear algún postre por la tarde, después de mi café mañanero saco la mantequilla. Los huevos siempre los tenemos a temperatura ambiente así que me despreocupo de eso. Pero, si me dan ganas de hornear algo a media mañana y la receta pide mantequilla, huevos o queso crema a temperatura ambiente.. ¿Qué hacer?

 

Cómo llevar los Huevos a Temperatura Ambiente

Coloca los huevos en un recipiente y vierte agua tibia (no caliente) sobre ellos. Deja que reposen por 5 minutos y ya cuando al tocar los mismos no se sientan fríos están listos para usarse.

 

Como llevar la Mantequilla a Temperatura Ambiente

Método de los Cubos:

Éste es mi método favorito y el más sencillo. Corta las barras de mantequilla en cubos y llegará a temperatura ambiente más rápido que si la tienes entera. No es instantáneo pero logras un resultado constante y, por ejemplo, si vas a hacer un pastel, la batidora te ayuda un poco al batir la mantequilla con el azúcar. Este método también funciona para el queso crema que quieras llevar a temperatura ambiente.

Método de Rallado:

Si en lugar de tener la mantequilla fria la tienes congelada (también me ha pasado), este método es el indicado. Lo único que tienes que hacer es rallar la mantequilla con un rallador cuadrado de uso pesado como este marca OXO. En cuestión de minutos vas a tener la mantequilla a temperatura ambiente.