Por: Nancy Chang

Para Cocina y Gastronomía

 

Recuerdo que años atrás, cuando aún todos mis hermanos vivíamos con mis papás, los sábados era el día en que mi papá preparaba el desayuno… no puedo olvidar el aroma por toda la casa de la famosa “Nube Blanca” -una receta a base de harina de panqueque- y recuerdo que en temporada de fresas él preparaba su famosa salsa de fresa, la cuál dejaba en salmuera desde un día antes para que lograra recaudar toda la dulzura del azúcar con que las remojaba.

Hoy comparto con ustedes la receta de esta salsa de fresa que tanto me recuerda a mi papá, con la que nos despertaba los sábados… él solía poner un poco en una cucharadita y pasaba despertándonos de uno en uno -a sus 11 hijos- con el aroma y sabor de las fresas… recuerdos que hasta hoy no olvido y que sabía muy bien al ponerla sobre la famosa “Nube Blanca”.

 

Salsa de Fresa

Ingredientes

  • Aproximadamente 25 fresas grandes cortadas por mitades
  • 1/4 de taza de agua
  • 1 cucharada de canela en polvo
  • 1 cucharada de vainilla (oscura o clara)
  • 1 taza de azúcar (morena de preferencia)

 

Preparación

  1. Desinfecta y lava bien las fresas, luego rebánalas en mitades y colócalas en un tazón junto con el agua, azúcar, vainilla y canela.
  2. De preferencia deja en salmuera esto durante la noche anterior en el refrigerador.
  3. En una olla pequeña, vierte la mezcla anterior al día siguiente y llévalo a hervor a fuego medio, de modo que no se queme el azúcar.
  4. Luego que el agua se ha consumido, retira la olla el fuego y puedes almacenarlo en contenedores herméticos para que te dure.

 

Tip

Puedes usar esta salsa como acompañamiento para panqueques, yoghurt, helado, avena cocida… como lo hacía mi papá.