Por Kitty Florido

Para Cocina y Gastronomía

 

De origen francés, la crème anglaise o crema francesa, es una salsa para postres a base de leche, azúcar y huevos, utilizada comúnmente para servirse sobre pastel, fruta u otros postres. Una salsa de este tipo puede hacer la diferencia entre un postre rico y uno sensacional.

La Creme Anglaise es la madre de casi todos los postres cremosos, se trata de una natilla medieval que aparentemente, tiene sus orígenes en Inglaterra, aunque los franceses reclaman su autoría. A partir de esta crema se hacen los flanes, natillas, creme brulée, crema catalana, rompopo, eggnog, pudines, zabagliones y demás delicias. Se puede hacer con sabor a nuez moscada, café, chocolate, cardamomo, azafrán por mencionar solo algunas de las posibilidades. El secreto de esta salsa, y de todos los postres que llevan yemas calientes, es no perder de vista ni un instante nuestra mezcla para que no se nos convierta en huevos revueltos dulces.

 

Crème Anglaise

 

Ingredientes

  • 2 tazas de leche
  • 2 huevos enteros más 1 yema
  • 1⁄4 tazas de azúcar
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla

Preparación

  1. Limpia el interior de una cacerola que no sea de aluminio con agua, deja que la cacerola se seque al aire. Coloca la leche dentro de la cacerola, y a fuego medio-bajo calienta hasta que pequeñas burbujas se formen a las orillas de la cacerola, aproximadamente a los 5 minutos.
  2. En un tazón pequeño, combina los huevos, la yema adicional y azúcar, con la ayuda de un fuete mezcla hasta que se combinen. Gradualmente, siempre con el fuete agrega la mitad de la leche tibia, mezcla y luego esa mezcla regrésala a la cacerola.
  3. Vuelve a colocar sobre el fuego, mezclando constantemente hasta que espese, de 6 a 8 minutos. No permitas que llegue a hervor.
  4. Cuela la mezcla y agrégale la vainilla, mezclando hasta que se disuelva. Cubre con un plástico, y presiona directamente sobre la salsa. Esto va a prevenir que se forme una capa sobre la salsa. Refrigera por lo menos por dos horas. Rinde 2 tazas.

Tips Adicionales:

  • Si por algún descuido se llena de grumos la crema no entren en pánico, pongan la mezcla en la licuadora y asunto arreglado, solo tengan cuidado de poner la tapa de la licuadora para no quemarse.
  • Pueden usar 1 taza de leche y 1 taza de crema, esto hará que la crema sea más espesa.

 

Con información vía: Williams-Sonoma y Wikipedia