Los polvorones son conocidos por su consistencia a base de harina, manteca y azúcar, cocida en horno fuerte y que se deshace en polvo al comerles. En la actualidad se ha convertido en un producto típico de la repostería navideña en España.

Son famosos los elaborados en el municipio de Estepa, en la provincia de Sevilla y los fabricados en Fondón, en la provincia de Almería, donde se elaboran más de 120.000 kg de polvorones al año.

Se elabora principalmente con harina, manteca de vaca o cerdo, azúcar y canela. Generalmente se le añaden almendras molidas y pueden tener otros aditivos como coco rallado o ajonjolí para crear diversos tipos según el gusto del consumidor. Se sirve generalmente en un plato acompañado de trozos de turrón. Este plato generalmente queda a disposición de las personas durante la época de Navidad.

Suele venderse envuelto en un papel y cuando se sirve antes de comer, debido a su consistencia pulverulenta, suele apretarse en la mano de tal forma que la pasta queda apretada y puede abrirse con garantía de no deshacerse.

 

Ingredientes

1/2 kg de harina

4 yemas de huevo

250 gramos de manteca

2 tazas de azúcar

1 1/2 cucharadita de polvo para hornear

Azúcar mezclada con la canela en polvo

 

Preparación

Cernir la harina con el polvo de hornear 3 veces. Aparte, bate la manteca hasta que quede cremosa.

Agrega el azúcar y continúa batiendo, las yemas añádelas de una en una sin dejar de batir e incorpora la harina y mezcla perfectamente.

Forma los polvorones y acomódalos en una bandeja previamente llena de mantequilla y harina.

Hornea durante 10 minutos, cuando estén ya cocidos revuélcalos en el azúcar mezclada con canela en polvo.

Nota: El horno debe estar precalentado a 350 grados C y al momento de hornear reduce la temperatura a 250 grados C.

Vía: www.clubplaneta.com.mx y Wikipedia/Gastronomía