Por Kitty Florido

Para Cocina y Gastronomía

 

El Pastel de Ángel, mejor conocido como Angel Food Cake o Angel Cake, es un bizcocho que se originó en Norte América. Se popularizó durante el siglo 19. Por ser airoso y liviano, así como por su ligero sabor dulce se describe como “Comida de Ángeles”, por lo cual se le nombró Pastel de Ángel.

Este bizcocho es ligeramente sencillo de preparar y debe su volumen aireado y fina textura, por la forma de montar las claras de huevo. Cuando este pastel está en el horno, parte del volúmen se logra por el aire que has integrado en las claras de huevo, pero crece principalmente por el vapor que sale del líquido de las claras de huevo, logrando expandir el pastel.

 

Pastel de Ángel

 

Ingredientes

  • 1 taza de harina pastelera
  • ¼ cucharadita de sal
  • 12 claras de huevo grandes, a temperatura ambiente
  • 1 cucharadita de cremor tártaro
  • 1¼ taza de azúcar fina
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • Crema Dulce y fresas para servir

Instrucciones

  1. Precalienta el horno a 350º. Tamiza sal y harina juntos, deja por un lado.
  2. En el tazón de una batidora a velocidad media, bate las claras de huevo hasta que estén espumosas. Aproximadamente durante 1 minuto.
  3. Agrega el cremor tártaro y mezcla durante 2 minutos más. Esta vez estarás viendo que se forman picos.
  4. Agrega por cucharadas el azúcar, mezclando bien entre cada una de las cucharadas, para seguir montando las claras.
  5. Por último agrega la vainilla y continua batiendo. Las claras de huevo deberán de estar completamente montadas.
  6. Transfiere ¼ de las claras de huevo a un tazón más grande. Sobre ellas, tamiza la tercera parte de la mezcla de harina y sal. Con la ayuda de una espátula, combina de manera envolvente las claras con el harina recién tamizada. Al lograr incorporarlas, agrega ⅓ de las claras y tamiza la mitad de la harina, así hasta terminar de incorporar todo, cuidando que se mantengan montadas las claras.
  7. Con cuidado, transfiere la mezcla de pastel a un molde de Pastel de Ángel sin engrasar que pueda sacársele el fondo (como éste de Wilton). Luego de transferir la masa al molde, “corta” la masa con la ayuda de un cuchillo o una espátula pequeña – es decir, pasa la espátula por la masa así liberarás las burbujas que pueda tener antes de hornearlo.
  8. Hornea el pastel hasta que esté dorado, aproximadamente de 35 a 40 minutos. Invierte el molde por una hora o hasta que esté a temperatura ambiente. Si tu molde no tiene patillas, coloca el molde sobre una botella de vidrio, suspendiéndolo en el aire.
  9. Recorre los bordes del pastel (tanto por fuera como por dentro) para desmoldar el pastel fácilmente.
  10. Sirve con crema dulce y frutas.

Receta y Crédito de Foto: Martha Stewart