La lechuga es el ingrediente básico para las ensaladas, o al menos en la mayoría de los casos, pero qué tipos de lechugas hay y cómo manipularlas o conservarlas correctamente para que no pierdan su frescura y consistencia “crunchy” cuando vamos a consumirlas?.

La otra vez estaba en el supermercado y un señor se me acercó a preguntarme ¿cuál de todas era la lechuga escarola?, no es la primera vez que alguien se me acerca a preguntarme lo mismo, y por tal razón les preparé esta breve descripción de los tipos de lechugas más comunes para preparar en la cocina.

Tipos de Lechuga

1. Lechuga Romana: también llamada Escarola, es una variedad de lechuga que crece con una larga cabeza y que posee una hojas robustas, alargadas y con un acentuado nervio central. Al contrario que otras lechugas es más tolerante al calor. Su sabor es ligeramente amargo, por lo que es una de las lechugas más empleadas en ensaladas como la famosa ensalada César o combina con una ensalada de sandía y queso feta.

Lechuga Romana

 

2. Lechuga Iceberg: pertenece a las variedades de hoja crujiente, su forma es redonda y muy similar a la del repollo, sin tener el mismo sabor. Suele ser la lechuga más común o corriente y es utilizada en la mayoría de los casos en ensaladas simples, tacos, flautas de pollo, tingas de pollo, burritos o  bien dentro de sándwiches y hamburguesas.

Lechuga Iceberg

 

3. Lechuga Francesa: o también conocida como lechuga colocha, es de cogollo redondo, hojas finas y textura mantecosa; tiene un sabor delicado pero intenso. Se la conoce también como Boston y es ideal para ensaladas de origen oriental o tropical.

Lechuga Francesa o Boston

 

4. Lechuga Batavia: dentro de esta variedad habrá ejemplares con hojas más o menos rizadas y con una gama de colores que van del marrón al rojizo.  Similar a la francesa, de cogollo suelto, hojas rizadas y textura mantecosa.

Lechuga Batavia

 

5. Lechuga Hoja de Roble Roja: sus hojas son onduladas y sus tonalidades van del verde al marrón. Es una de las lechugas más apreciadas dentro de las ensaladas variadas conocidas como mezclum o bouquet. Además de proporcionar un bonito colorido al plato que va del verde al morado (aunque también hay lechuga hoja de roble completamente verde) y una presentación voluminosa por sus hojas rizadas, ofrece una textura tierna y ligeramente crujiente, además de un sabor delicado y dulzón. Ideal para una ensalada de melocotón con queso feta.

Lechuga Hoja de Roble

 

6. Lechuga Frissé Fino: parte de las lechugas que complementan una ensalada, no para hacer una ensalada en sí misma, aporta más sabor y su consistencia es delicada y finamente rizada.

Lechuga Frisse Fina

 

Limpiar y mantener la lechuga fresca: 

  • Para lavarlas bien (especialmente las de hoja suelta) corta el tronco, separa las hojas con la mano y lávalas de una en una bajo el grifo de agua, luego métalas un instante en agua con un chorrito de limón, o vinagre, o desinfectante de vegetales. Así, desaparecerán todos los bichos que estuvieran en su interior.
  • Elimina todo rastro que quede de agua excedente, de manera que esto evitará que se pudran en el refrigerador.
  • Para conservarlas en el refrigerador, envuélvalas en un paño fino y bien limpio o métalas en una bolsa de plástico fina de las que se utilizan para congelar.

 

Comments

  1. la lechuga romana es la oreja se burro. la escarola es verdiblanca rizada y amarga. nada que ver.

    documentese antes de escribir y si no domina… no escriba