Se le denomina curry a los platos elaborados con una mezcla de especias picantes, desarrolladas en las cocinas asiáticas, del este y sureste del continente como la India. El nombre curry proviene de la palabra en idioma tamil kari que se remonta al sur de la India y que se emplea para describir cualquier plato con acompañamiento de arroz.

 

Ingredientes

250 gramos de filete de pescado (corvina, mero o tilapia), pollo o cerdo, según la preferencia

3 cucharadas de aceite de oliva

4 cebollas medianas cortadas en tiras finas

20 gramos de jengibre fresco picado

2 dientes de ajo picados

1 cucharada de curry en polvo

2 cucharadas de pasta de tomate

100 mililitros de agua tibia

400 gramos de tomates en cubitos

2 hojas de laurel

2 latas (400 gramos cada una) de garbanzos

Sal

Pimienta negra, fresca y molida al gusto.

1/2 cucharadita de canela en polvo

4 hojas de menta fresca lavada y picada finamente.

 

Preparación

1. Lava la carne de tu elección y córtala en trozos medianos

2. Calienta el aceite en una sartén grande y cocina las cebollas hasta que estén suaves y cristalinas. Añade la carne y cocina por 3 minutos más.

3. Agrega el jengibre, el ajo y el curry en polvo, luego deja cocinar todo por otros 5 minutos.

4. Acomoda el sofrito a un lado de la sartén y cocina la pasta de tomate por un minuto o hasta que suelte un olor apetitoso. Agrega el agua y luego los tomates, las hojas de laurel, una cucharadita de sal y revuelve bien.

5. Lava los garbanzos y deja escurrir el agua. Añade a la mezcla de la carne de tu elección y deja cocinar todo por 10 minutos hasta que el líquido espese.

6. Retira las hojas de laurel y ajusta los sabores con la sal, pimienta y canela.

7. Espolvorea la menta encima del curry y sirve sobre arroz blanco.