El risotto es una comida italiana muy tradicional que se degusta actualmente en todas partes del mundo. Esta preparación que se realiza a base de arroz (de ahí su nombre, ya que el arroz en italiano se dice “riso”)  surgió en la región Italiana de Piamonte, principalmente por la abundancia de arroz que se produce en esa zona.

Para los italianos es muy sencillo preparar este platillo, mientras que para nosotros es un plato exclusivo y singular. Ahora vamos a conocer la forma de preparar este delicioso platillo de la comida italiana.

 

Ingredientes

Para los vegetales asados: 

1 tazas de tomates cherry

1 taza de zanahorias baby

1 taza de ayotes tipo escalopín

1 taza de ramitas de coliflor

Aceite de oliva para rociar

Romero y tomillo fresco (hojitas) para espolvorear

Sal y pimienta al gusto

 

Para el risotto:

1 rollo de espinacas limpias (solo hojas)

1/2 cucharada de mantequilla

1/2 cucharada de aceite de oliva

1/2 taza de cebolla blanca finamente picada

1/4 de taza de puerros finamente picados (parte blanca)

1 diente de ajo finamente picado

Sal y pimienta negra recién molida al gusto

1 taza más 3 cucharadas de arroz arborio

1 taza de vino blanco seco

2 tazas de fondo claro de pollo

3 cucharadas de crema dulce

2 cucharadas de queso azul desmenuzado

2 cucharadas de queso parmesano recién rallado

1/4 de taza de queso gouda recién rallado

1  1/2 cucharadas de albahaca fresca

Parmesano rallado adicional al gusto, para rociar.

 

Preparación

Las verduras: 

1. Precalienta el horno a 350 grados F (177 C).

2. Pica los tomates cherry por la mitad. La zanahorias se pueden cortar en tres o dos, según el tamaño. Corta los escalopines en cuartos.

3. Transfiere todos los vegetales a una bandeja. Rocia con el aceite, las hierbas y sazona bien al gusto. Hornea unos 10 minutos, removiendo los vegetales de vez en cuando, o hasta que estén tiernos y hayan comenzado a dorarse. Aparta.

El Risotto:

1. Licúa las espinacas con un poco de agua, cuela y recupera el líquido (descarta la pulpa). Hierve brevemente el líquido verde hasta que se separe la espuma; recupera ésta y reserva.

2. Calienta en una olla la mantequilla y el aceite, e incorpora la cebolla, los puerros y el ajo. Adiciona la espuma verde al sofrito y revuelve. Sazona muy levemente y enseguida adiciona el arroz. Saltéalo un par de minutos a fuego medio sin dejar que se dore, removiendo frecuentemente.

3. Mójalo con el vino, revuelve y deja que se seque. Prosigue añadiendo el caldo por pocos y removiendo, siempre esperando a que la tanda anterior sea absorbida antes de rociar más líquido.

4. Cuando el arroz esté al dente, adiciona la crema dulce y los quesos.

5. Pica la albahaca en tiritas finas y combínala con el risotto. Rectifica la sal y la pimienta y une con los vegetales.

6. Sirve enseguida, rociado con queso parmesano rallado. Decora con unas hojitas de albahaca enteras.

Consejo: Puedes optar por emplear uno solo de los quesos sugeridos, o bien variar los vegetales y escoger los de tu preferencia. Tomando en cuenta los tiempos de cocción para aquellos muy firmes.