Te compartimos algunos tips que debes tomar en consideración cada vez que vayas a preparar un pavo, esto te ayudará a que el resultado fnal sea todo un éxito en tu mesa:

 

Para preparar el pavo:

  • Limpia el pavo antes de prepararlo. Quita los excesos de grasa o plumas ya que no lo queremos en el plato de nuestros comensales.
  • Al ser una pieza grande (un pavo pesa por lo menos 4 ó 5 kg), debemos cocinarlo muy lentamente, de lo contrario, se corre el riesgo de que se queme por fuera y quede crudo por dentro y esto arruinaría el plato.
  • Recordar que las partes del pavo son similares a las del pollo pero obviamente de un tamaño mayor.
  • Si se prepara pavo relleno, cuidar de no rellenarlo hasta el tope. Durante la cocción el relleno puede expandirse y salirse del interior o dañar la carne. Es mejor dejar un pequeño espacio vacío.
  • Además de rociar el pavo con salsa por fuera, se le puede inyectar y así evitar que la carne esté seca. Una buena opción es inyectarlo con cognac, lo que le dará un sabor particular, o cerveza, o jerez.

 

Para evitar que la pechuga esté seca hay diversas opciones:

  • Inyectarle con una bebida alcohólica o alguna salsa liviana
  • Mecharla con trozos pequeños de mantequilla
  • Apoyarle algunas fetas de panceta (tocino) y sostenerlas con papel aluminio
  • Marinar el pavo unas cuantas horas antes de su cocción
  • Rociarlo con salsa o su propio jugo a lo largo de la cocción

 

Para un horneado completo:

Consulta la tabla de tiempos de horneado y procura precalentar siempre el horno a 325°F preferiblemente y revisa la etiqueta de la envoltura para ver cuánto pesa el pavo y determinar el tiempo aproximado de hornear. Es recomendable cubrir el pavo con aluminio grueso formando una carpa floja en lugar de papel encerado o plástico. Hornear un pavo relleno toma más tiempo. Por ejemplo, hornear un pavo relleno de 20 libras tomará de 4 ¼ a 5 ¼ horas.

Saca la carpa de aluminio después de 1½ horas para permitir que se dore la piel. Si lo deseas, frota el pavo con aceite vegetal para obtener un mejor dorado de la piel.

Un pavo entero estará listo cuando la temperatura en la parte más gruesa del interior del muslo alcance 180ºF y la del relleno marque 165ºF. Los jugos de la parte más gruesa del muslo deben salir claros (no rosados) cuando se perfore con un tenedor de trinchar.

 

Vía: http://www.fsis.usda.gov

Imagen vía: newsday.com